Alimentación de perritos: Todo lo que debes saber


Decir que la dieta de un perro solo se basa en pienso es dejar las cosas por la mitad. Imagínate si de por sí la dieta de un humano puede ser compleja, tan solo supone cómo debe ser la de un cachorro. Por supuesto que durante los primeros meses de vida la alimentación de estos peludos debe basarse exclusivamente en la leche que les proporciona su madre, por eso es tan crucial no separarlos durante esta etapa, así desarrollan mejor su sistema digestivo y fomentan mejores lazos con sus parientes o más cercanos. Si has obtenido a tu cachorro a tan solo semanas de vida, tienes que saber que debes alimentarlo con leche al menos cada tres o cuatro horas, tal y como el bebé que es. 

Ahora si piensas adoptar o tener un cachorro con avanzadas semanas de vida tienes que conocer que su dieta es especial. La semana 50 de un can es crucial, puesto que con el debido cuidado alimenticio este logrará crecer como un perro sano fuerte, y sus sentidos bien agudos para estar preparado para cualquier acción. Aunque no lo creas un cachorro debería tener al menos un doble consumo de nutrientes más que en su etapa adulta, puesto que en las primeras etapas de vida se tiene más energía y por ende lo gastará fácilmente.

La dieta BARF, con comida cruda, es una opción interesante que vale la pena investigar
La dieta BARF, con comida cruda, es una opción interesante que vale la pena investigar

Sin embargo, los perros crecen rápidamente y por eso hay que vigilar cada etapa de su crecimiento para saber cómo actuar en cada faceta de su vida, puesto que no siempre tendrá las mismas necesidades que cuando apenas se es un cachorro, y su amo debe estar plenamente consciente de ello. Ante todo debes saber que la dieta de un perro en términos generales debe basarse en una que esté rica en nutrientes y calorías; nutrientes que les permita tener sus sentidos lo más óptimos posibles, que puedan reforzar su sistema inmunológico; y calorías para soportar toda la faena que un perro puede tener durante el día.

Fíjate en las etiquetas

La mayoría de las personas que tienen cachorros como mascotas suelen comprarles sus alimentos en tiendas especializadas que ya los tienen empaquetados y debidamente procesados. Comprarle alimento a tu pequeño can no debe suponerse ser una tarea compleja, pero sí es cierto que debes tener cuidado al momento de elegir su sustento. Es importante que antes de comprarle su comida te fijes cuidadosamente en las etiquetas, más allá de la marca del producto.

Si optas por el pienso, busca uno de calidad y observa sus ingredientes y modo de fabricación
Si optas por el pienso, busca uno de calidad y observa sus ingredientes y modo de fabricación

En la etiqueta usualmente señala las proporciones calóricas y otros componentes que debe tener el alimento para el cachorro, así como también indica para qué edades es adecuada su consumo. Es decir, si tienes un cachorro no puedes suministrarle la misma comida que le darías a un adulto, ya que no solo sus porcentajes nutricionales son distintos, también la contextura de estos cambian para adaptarse a los dientes del perro en sus diferentes etapas de vida.

También debes recordar que aunque los  snacks formen parte de sus comidas, (Usualmente son las famosas galletas que les damos como recompensa), no deben ser utilizados como su única fuente de alimento. Si ninguno de los alimentos que piensas comprar no poseen etiquetas con esta clase de información, es necesario que consultes antes con tu veterinario antes de proporcionarles su comida para conocer qué es lo que más les conviene.

Cuántas veces al día comen

 

Es importante controlar no sólo las cantidades, sino las veces que come al día tu perrito, sobretodo cuando es cachorro
Es importante controlar no sólo las cantidades, sino las veces que come al día tu perrito, sobretodo cuando es cachorro

Las veces al día que coma tu perrito también dependerá de las semanas de crecimiento. En general, los canes que están entre las 8 semanas de edad se le deberán suministrar alimento al menos tres veces al día. Algo que también debemos vigilar al momento de proporcionarles su comida es la forma en cómo lo educamos, para disciplinarlo será ideal retirarle su plato una vez que haya terminado de comer. Esto permitirá que tenga mejores hábitos alimenticios y no quiera excederse en pedir más comida, y en caso de querer podrías suministrarle algún snack. Si es que tu veterinario de confianza te lo recomienda. 

Cuando nuestro can haya llegado a los seis meses de edad la comida se le entregará dos veces al día, y esto seguirá así hasta que se convierta en todo un perro adulto. Si usted nota que su cachorro tiene un poco de dificultad al momento de triturar su comida, lo más recomendable que puede hacer por él será humedecer un poco su comida para que no se lastime sus dientes durante las primeras fases de su desarrollo. Cuidar de la alimentación de tu mascota es también estar pendiente de su salud bucal, ambas van de la mano.

Qué no debes proporcionarle

Un cachorro no debería comer las sobras que dejan sus humanos, especialmente si estás sobras contienen espinas o huesos que no pueden ser triturados y digeridos durante las primeras semanas de vida. Si necesitas cocinarle una comida especial, debes consultar primero con el veterinario para conocer a qué recetas puedes apelar y qué otras deberás desechar de tu mente. Estos diminutos seres suelen ser caprichosos e insistentes cuando desean algo, y debes ser disciplinado con eso y no dejar que coma lo que se le antoje solo porque tú lo estás comiendo. Sabemos lo adorable que se ven cuando ruegan, pero acostumbrarlos a darles comida cuando estamos en la mesa es hacerles crear un mal hábito que con el tiempo será difícil de corregir. 

Los dulces NO son aptos para los perros. Puedes encontrar recetas alternativas ideales para celebrar un día especial
Los dulces NO son aptos para los perros. Puedes encontrar recetas alternativas ideales para celebrar un día especial

Golosinas apropiadas para ellos

Cuando pensamos en golosinas instantáneamente pensamos en dulces que son aptos para los humanos. Es incorrecto darles golosinas humanas a nuestros cachorros, ya que no solo pueden ocasionarles mala digestión sino también intoxicarlos hasta el punto de enfermarnos u ocasionarles la muerte. Hay perros que podrían correr peligro con tan solo comer chocolates, frutas u otros azúcares que pueda fascinarle en el momento pero que luego le ocasionaría un malestar significativo. 

Si deseas darle algún premio o compensación, existen golosinas que son especiales para el consumo canino. Frutas como la piña, manzana o fresas son totalmente aptas para nuestros amigos peluditos; así como también el pan, queso arroz, calabaza, brócoli, bananas y hasta la mantequilla de maní. Claro, si tienes cuidado con la moderación de estos alimentos, tu cachorro podrá disfrutarlos de la forma más sana posible.