perritos.org.

perritos.org.

Los Cuidados de los Perros de Razas Pequeñas: Cómo Proteger a tu Perro de Enfermedades y Lesiones

Los Cuidados de los Perros de Razas Pequeñas: Cómo Proteger a tu Perro de Enfermedades y Lesiones

Introducción

Los perros son animales maravillosos que se convierten rápidamente en parte de nuestra familia una vez que los adoptamos. Son amigos fiel y devotos, nos brindan compañía y amor incondicional. Con eso dicho, la responsabilidad de cuidar a un perro es significativa. Uno tiene que asegurarse de que su perro recibió la nutrición adecuada, ejercicio suficiente y atención médica regular. Si tienes un perro de raza pequeña, hay cuidados específicos que deberás tener en cuenta para proteger a tu amigo peludo de enfermedades y lesiones.

Tamaño no signifique una menos responsabilidad

Es importante destacar que solo porque los perros son pequeños, no significa que necesiten menos cuidados que los perros grandes. Los perros de razas pequeñas son propensos a desarrollar problemas específicos de salud y, por lo tanto, necesitan una atención especializada. A continuación, se describirán algunas de las condiciones de salud más comunes de los perros de razas pequeñas y cómo prevenirlas.

Enfermedades comunes en perros de razas pequeñas

Enfermedades dentales

Los dientes de los perros necesitan tanto cuidado como los nuestros. De hecho, la falta de atención dental puede conducir a enfermedades graves. Para los perros de razas pequeñas, la enfermedad dental es particularmente común. Esto se debe a que los dientes pequeños pueden juntarse y acumular placa más fácilmente. Además, los perros pequeños tienden a recibir menos atención dental que los perros grandes, lo que exacerba el problema.

La enfermedad periodontal es la enfermedad dental más frecuente en perros de todas las edades y tamaños. Es una infección bacteriana que afecta las encías y los tejidos de soporte de los dientes. Si no se trata, puede dañar los tejidos de soporte y los huesos de la mandíbula, lo que puede llevar a la pérdida de dientes.

Para proteger a tu perro de enfermedades dentales, es importante cepillarle los dientes regularmente. Los perros de raza pequeña solo necesitan cepillarse los dientes una o dos veces por semana, pero necesitan hacerlo de por vida. Además, es importante darles alimentos que fomenten la salud dental, como calabazas, manzanas y zanahorias.

Problemas oftálmicos

Otro problema común entre los perros de razas pequeñas son los problemas oftálmicos, como las cataratas y el glaucoma. Las cataratas son la opacidad parcial o total del cristalino en el ojo, lo que hace que la visión del perro sea opaca. El glaucoma es una enfermedad que afecta el nervio óptico, que puede llevar a la pérdida de la visión.

Los perros de raza pequeña corren más riesgo de desarrollar glaucoma que los perros grandes. La enfermedad puede ser grave si no se detecta a tiempo. Si tu perro presenta un cambio en el tamaño o color del ojo, o si muestra signos de dolor o inflamación, debes llevarlo al veterinario de inmediato. El glaucoma puede tratarse si se detecta a tiempo, pero una vez que la enfermedad ha causado daño permanente al nervio óptico, no se puede revertir.

Para prevenir la aparición de cataratas y glaucoma, es importante llevar a cabo revisiones regulares de ojos del perro. Limpia los ojos del perro todos los días y asegúrate de recortar el pelaje excesivo de la zona circundante para evitar irritación.

Enfermedad de las vías respiratorias superiores

Los perros de razas pequeñas, en particular los de razas braquicéfalas (con un hocico corto y achatado, como el bulldog francés o el pug), son propensos a desarrollar enfermedades de las vías respiratorias superiores. La estructura de su cráneo es diferente a la de los perros de hocico largo y pueden tener dificultades para respirar o tragar. Esto puede llevar a enfermedades respiratorias, infecciones de oídos y otros problemas de salud.

Para proteger a tu perro de estas enfermedades, es importante mantenerlo fresco en climas cálidos y evitar el ejercicio vigoroso. Si tu perro tiene dificultad para respirar o tragar, deberás llevarlo al veterinario de inmediato.

Enfermedad cardiovascular

Los perros pequeños son más propensos a desarrollar enfermedades del corazón, como la enfermedad de las válvulas mitrales. Esta enfermedad afecta a las válvulas que separan las aurículas y los ventrículos del corazón. Si no se trata, puede provocar insuficiencia cardíaca.

El síntoma más común de la enfermedad de las válvulas mitrales es la tos. Si tu perro tose regularmente, debes llevarlo al veterinario para que le hagan una evaluación cardíaca. La dieta y el ejercicio adecuados pueden ayudar a prevenir la enfermedad cardiovascular.

Lesiones comunes en perros de razas pequeñas

Los perros de razas pequeñas son más vulnerables a lesiones que los perros grandes. Su tamaño los hace más propensos a caerse, saltar y saltar sobre objetos. Las lesiones más frecuentes en los perros de razas pequeñas son las luxaciones de rótula, las hernias discales y las fracturas.

Luxaciones de rótula

La luxación patelar ocurre cuando la rótula se desliza fuera de su posición normal. Esto puede causar cojera y dolor. Los perros de razas pequeñas son más propensos a desarrollar luxación patelar porque sus rodillas son más pequeñas y el movimiento articular es menos estable. Los perros de razas pequeñas pueden requerir cirugía para corregir la luxación patelar si el problema es avanzado.

Hernias discales

Las hernias discales son una afección dolorosa que ocurre cuando los discos intervertebrales de la columna vertebral se degeneran o se hernian. Este problema es más común en los perros de razas pequeñas porque tienen discos más grandes en proporción a su tamaño corporal. Los perros con hernias discales pueden sufrir dolor de cuello, debilidad en las extremidades y parálisis.

Tienes que estar atento a los signos de que tu perro puede tener una hernia discal, como dolor de cuello o espalda, lamido excesivo de áreas específicas, problemas para caminar o parálisis. Si sospechas que tu perro tiene una hernia discal, llévalo al veterinario rápidamente. El diagnóstico temprano y el tratamiento pueden ayudar a evitar que la afección empeore.

Fracturas

Las fracturas son otra lesión común en perros de razas pequeñas. La falta de fuerza y ​​elasticidad en los huesos de los perros pequeños los convierte en un hueso más fácil de romper. Las fracturas pueden ocurrir como resultado de una caída o un impacto. Las patas y las costillas son las partes del cuerpo más comúnmente afectadas.

Si tu perro tiene una fractura, debes llevarlo al veterinario inmediatamente. Los huesos rotos necesitan atención médica inmediata para prevenir infecciones y problemas de curación. Si la fractura es grave, pueden ser necesarias cirugías y tiempo de recuperación extenso.

Conclusión

Los cuidados que requieren los perros de razas pequeñas son específicos y deben practicarse diligentemente. La prevención es clave cuando se trata de la salud y seguridad de su animal de compañía. Si tienes un perro de raza pequeña, asegúrate de cepillarlo los dientes regularmente, programar revisiones oculares y corazón del veterinario y evitar ejercicios vigorosos en climas cálidos. Además, presta atención a las lesiones comunes en perros pequeños y asegúrate de llevar a tu amigo peludo al veterinario rápidamente si experimenta cambios en su comportamiento, estado de ánimo o salud física. Con los cuidados necesarios, tu perro de raza pequeña será un compañero saludable y feliz que te brindará amor y lealtad por muchos años.