Perritos, tus amigos peludos

Vómitos es cuando su perro expulsa con fuerza los contenidos del estómago o el intestino superior. Un perro vómitista puede mostrar abdominales y náuseas.

Los vómitos para perros pueden suceder por varias razones. Podría ser que su perro comiera más de lo que pudieran manejar o comer demasiado rápido, o tu perro podría haber comido demasiada hierba.

A veces la causa podría ser más seria. Su perro podría haber tragado algo tóxico, o puede ser un signo de una enfermedad grave, que podría requerir una visita a ver su veterinario .

Es importante saber la diferencia entre un caso aislado de vómitos y vómitos crónicos. & nbsp;

También debe poder saber si su perro está vomitando o regurgitando. Los perros en su mayoría regurgitan poco después de comer, y es un proceso más pasivo: el perro simplemente reduce la cabeza y la comida aparece, sin las contracciones abdominales activas como en vómitos. La comida expulsada durante la regurgitación suele ser no digerida y sin bilis. Pero el vómito se digiere parcialmente y tiene alguna bilis. Tu perro casi siempre intentará comer comida regurgitada.

Comida casera Al igual que el pollo sin piel, las papas hervidas y el arroz. Estas pueden ser buenas opciones a corto plazo para un perro con un malestar estomacal, pero no se completan nutricionalmente para la atención a largo plazo. Cuídate de tu perro como lo harías un niño enfermo. No alimente a su perro crudo, que puede tener gérmenes como la salmonela.

Asegúrese de seguir las recomendaciones de su veterinario para mantener a su perro seguro y saludable.