Mi perrita está embarazada ¿Qué cuidados debo darle?


La perrita en espera de una camada de cachorros debe estar saludable y bien cuidada, pues esta debe tener un control nutricional apto para soportar el proceso de gestación, es importante resaltar que una perra en este estado no está enferma, pero requiere atención y supervisión médica para asegurar que su salud está bien al igual que la de sus cachorros.

Para cumplir con estos cuidados es necesario tomar en cuenta los siguientes aspectos.

Salud previa a la gestación

Los cachorritos son adorables y una gran responsabilidad. Es importante que la mamá esté en perfecto estado de salud para que no surjan problemas
Los cachorritos son adorables y una gran responsabilidad. Es importante que la mamá esté en perfecto estado de salud para que no surjan problemas

Si tu perrita está en una edad y salud adecuada para criar perritos entonces puede controlarse el embarazo, haciendo las visitas pertinentes al veterinario, este indicara, según la fisiología de la perra, si sería bueno dejar que quede preñada, recordando que una próxima camada de cachorros implicaría el doble de responsabilidad de parte de los dueños de la perra.

Es importante mencionar que la venta de cachorros es ilegal, al igual que someter a la perra a un proceso al cual no está preparada, por otro lado si nos encontramos con una perra callejera que está preñada entonces llevarla al veterinario sería lo ideal, para que este realice las pruebas que indiquen en qué etapa de gestación se encuentra la perrita.

El embarazo en canes dura de 58 a 63 días, durante este tiempo es importante cuidar bien de la perrita, así como verificar que esté desparasitada y no tenga problemas que puedan ser hereditarios para sus cachorros.

Alimentación durante la gestación

Un aumento de peso superior al recomendado puede influir de forma negativa en el parto de la perra, de igual forma lo seria si esta pierde demasiado peso, causando desnutrición tanto en ella como en sus futuros cachorros, acortando las posibilidades a que estos sobrevivan.

Mantener una dieta equilibrada para ella es lo recomendado por veterinarios, sugerimos que de todas formas te asesores con un experto en caso de que tu perrita este embarazada, por lo general lo favorable es no tratar de aumentar su peso, sobre todo si se encuentra entre las primeras 5 a 6 semanas de embarazo.

La alimentación de nuestros peludos es siempre importante, pero para una gestante y futura mamá, se convierte en esencial
La alimentación de nuestros peludos es siempre importante, pero para una gestante y futura mamá, se convierte en esencial

Ya luego de mes y medio si podría aplicarse más nutrientes en su comida, pero esto siempre debe ser guiado según lo que recomiende el veterinario que hace revisión de tu perrita embarazada.

Evitarle situaciones de estrés a la perra

Los animales responden mal ante situaciones de estrés, los factores estresantes pueden implicar un mal funcionamiento de su organismo, dificultando el parto y poniendo en riesgo su vida y la de los cachorros.

Una forma de evitar el estrés en tu perrita será proporcionándole un espacio cálido y cómodo, en el que se sienta segura y pueda relajarse o dormir, otro consejo puede ser aplicar masajes, mantener el tacto con tu perrita puede lograr que luego del parto, esta se sienta cómoda con la cercanía de las personas.

Por otro lado se debe evitar masajear o estimular su vientre, durante la gestación esta zona se vuelve más sensible, por lo que cualquier factor estresante también lo sentirán los cachorros, otra forma de liberar el estrés de tu perrita puede ser ayudándola a hacer ejercicios físicos y dinámicos que la preparen para las distintas etapas de gestación.

Desparasitación

Prevenir infecciones por parásitos es importante, pues una infección o enfermedad por estos puede perjudicar el proceso de gestación, si es un embarazo controlado se debe cuidar que la perra se encuentra sana y desparasitada antes de la monta, en caso contrario o si por ejemplo, has conseguido una perra embarazada y está en condiciones de abandono, entonces se la debe llevar a un veterinario.

El mismo podrá indicar la desparasitación que no afecte su gestación, en la mayoría de los casos recomiendan esperar hasta las semanas previas al parto, pues antes de esto puede que los cachorros no se encuentren con la resistencia necesaria para soportar estos medicamentos.

Limpieza e higiene

Por otro lado la limpieza y baño de la perra se puede realizar con la frecuencia habitual, una vez al mes dependiendo el tipo de pelaje, aunque recomiendan que durante su proceso de gestación solo se realicen dos baños, uno al inicio de la gestación y el otro a mediados del embarazo, teniendo cuidado en la zona del vientre.

También hay que cuidar de que el lugar de descanso de nuestra perrita esté limpio y sea cómodo para ella
También hay que cuidar de que el lugar de descanso de nuestra perrita esté limpio y sea cómodo para ella

Los productos para el baño deberán ser de componentes neutros, que no contengan algún químico o producto anti parásitos, teniendo esto en cuenta, la rutina del baño deberá incluir agua cálida o tibia, luego la perrita debe ser secada con cuidado de no frotar su vientre.

Atención y chequeos médicos

Si bien la perra debe estar en un entorno tranquilo que no le genere estrés, la atención hacia ella no debe ser nula, el cariño que le des a tu mascota es tan importante como cuidar que se sienta cómoda en todo momento, también debes estar atento ante sus reacciones naturales, ella misma buscara el entorno en el que desea parir.

Puede que notes cambios en su comportamiento, como por ejemplo que intente cambiar su cama o colcha de lugar, esto indicara que se acerca su momento de parir y debes estar alerta a sus necesidades, del mismo modo seguir programando sus citas al veterinario.

Un experto será quien notifique con mayor seguridad la etapa de gestación, los cuidados que se le deben dar a la perra, y si esta necesitara vitaminas o nutrientes adicionales, por lo que no debes descuidar sus chequeos médicos.

En el momento del parto

Si el parto se ha dado natural, la perra por si sola se las arregla para llevar a cabo este proceso, es su instinto animal, pero de igual forma se recomienda que esté presente una persona a la que la perra le tenga confianza, esto en caso de que se tenga que intervenir.

Luego de una hora de contracciones puede nacer el primer cachorro, por lo general este estará cubierto por la bolsa membranosa, al terminar el parto se debe verificar que halla la misma cantidad de placentas como de cachorros, para asegurar que a la perrita no le ha quedado alguna dentro.

Solo se recomienda intervenir si se nota que la perra no atiende a un cachorro o lo ha abandonado para cuidar de otro, esto es porque se toman el tiempo para lamer, limpiar y remover la placenta de los recién nacidos.

 

Y recuerda que los cachorros deben estar el máximo tiempo posible con su madre y hermanos para crecer sanos y sociabilizar como es debido.
Y recuerda que los cachorros deben estar el máximo tiempo posible con su madre y hermanos para crecer sanos y sociabilizar como es debido.

En cualquier caso, si tienes una perrita embarazada, lo primordial será que la lleves al veterinario, para asegurarte de que su salud y la de sus cachorros está en perfecto estado, el médico veterinario será quien te dará las indicaciones de qué hacer, según la condición en la que este la perra y su etapa de gestación.